Campaña “Goles contra el hambre”

Campaña “Goles contra el hambre”

Márcate un tanto

Goles Contra El Hambre

                                                                   Por J.A.Ponseti

África siempre ha sido algo especial en mi vida. La fortuna, el destino, mi angel de la guarda, me han llevado una y otra vez hacia ese continente mágico.

Mis inicios Túnez, Marruecos. Después llegaría Kenya, la frontera con Somalia, Etiopía, Uganda y Tanzania. Mauritania, Senegal eran parte del Dakar, pero Malí por alguna razón me lo había saltado cuando me tocaba. Me apetecía mucho darme unas vueltas por las calles de Bamako, incluso soñé con llegar a Tombuktu.

Pero en los últimos años las cosas, como en muchos otros países estaban complicadas.
Así que cuando me llegó la invitación de Acción Contra el Hambre no me lo pensé ni un minuto.

Estábamos metidos en un lío gordo, la campaña espectacular duro semanas en medio de la locura de la radio y de la tele en plena temporada, pero el premio era viajar y ver en directo como se trabajaba sobre el terreno.













Los compañeros de viaje eran inmejorables, Manu, Raul, Angelito Colina y “pijamitas”. Todo el equipo de Acción Contra el Hambre una gente para la que no hay adjetivos ni palabras, son fenomenales. Días antes me leí de nuevo “Cita en Tombuctu” de Pep Subirós, me encanta este libro y me puse en modo África.



He querido compartir las increíbles imágenes de Ángel Colina con el que llevo viajando por medio mundo desde hace más de 20 años y con el comparto situaciones maravillosas y terribles, la vida nos ha mostrado muchas caras cuando hemos estado por ahí.

También quiero compartir de nuevo parte de la campaña, anuncio incluido. El viaje no nos defraudo en absoluto, al contrario fue alucinante y me ayudo a entender mucho mejor el trabajo que hacen un montón de gente que sigue pensando en cambiar las cosas para mejorar este planeta.

Fue un viaje relámpago, pero tan intenso que cuando regrese tenía la sensación de haber estado semanas fuera de casa.​







Dos datos, cada año mueren 3.1 millones de niños por desnutrición, cada día mueren 8.500 niños.



África nunca defrauda, en positivo o en negativo es un mundo de extremos, de contrastes, de sonrisas maravillosas y de situaciones dantescas. Pero siempre te atrapa.

Las fotografías hablan de cada minuto aprovechado, exprimido al máximo, un chute de realidad de lo que pasa cada mañana en Malí, de lo que significa pelear por comer, por beber cada día.

 

ARTICULOS RELACIONADOS